Home » Educacion sobre Deudas » Jovenes y Tarjetas de Crédito: Una Combinación Impredecible

Jovenes y Tarjetas de Crédito: Una Combinación Impredecible

Después de muchos años, podemos establecer que las tarjetas de crédito han dejado de ser exclusivas de los adultos o de las personas con altos ingresos, incluso ahora, la mayoría de las personas, incluyendo los menores de edad pueden tener acceso a una tarjeta de crédito, incluso se considera que el buen uso del crédito desde jóvenes es una buena práctica hacia el futuro.

La decisión de que los menores de edad tengan una tarjeta de crédito es de los padres o tutores, claro, explicando adecuadamente que el crédito es una herramienta, un dinero prestado que hay que pagar, el cual, administrándolo adecuadamente, puede ayudar a obtener beneficios de largo plazo.

Es muy importante establecer que el crédito es un privilegio y una responsabilidad, por lo que hay que mostrar a los jóvenes como administrarlo, un abuso en el uso de este crédito puede dañar las finanzas personales o familiares.

Las tarjetas de credito nos puede ayudar a a tener financiamiento de corto plazo para bienes duraderos ( muebles, electrodomesticos, herramientsas,etc)  , servicios ( celulares, clases, salones de belleza, etc) , inclusive para atender emergencias ( mecanico, dentistas, etc) , además, con el paso del tiempo con buen crédito, un prestamo es  una alternativa para iniciar un negocio por cuenta propia o administrar sus gastos para obtener beneficios por el uso de crédito, tales como descuentos en servicios y algunos bienes.

Cuando Darle una Tarjeta de Crédito a un Menor de Edad o Dependiente?

¿Es conveniente entregar una tarjeta de crédito a sus hijos menores de edad? o A quienes ya son mayores pero quieren estar en su cuenta ( Adicional Credit Cards) ? Como ocurre en muchas otras circunstancias, la decisión final solamente puede ser tomada por los padres.

Al analizar si es conveniente, es necesario que tome en cuenta entre otros los siguientes aspectos:

* La edad de la persona que tendría la oportunidad de manejar una tarjeta de crédito

* Su grado de responsabilidad ( es buen ahorrador(a), hace compras inteligentes, compara precios antes de comprar, etc)

* Sus necesidades de gastos diarios o semanales

* Su contribución a las finanzas familiares

Generalmente los padres coinciden en otorgar una tarjeta de crédito a sus hijos hasta que se convierten en adolescentes, donde su nivel de conciencia es mayor al de un niño.

Deténgase un momento a realizar las siguientes preguntas:

* ¿Es una buena idea que mis hijos menores o adolescentes tengan una tarjeta de crédito?

* ¿En que pueden usar mis hijos menores y adolescentes una tarjeta de crédito?

Algunas condiciones que pueden ayudarle a tomar esta decisión son:

* Gastos imprevistos, servicios de emergencia, pago de un transporte, o compra de un articulo de inmediata necesidad.

* Gastos de uso diario, tales como el pase mensual de transporte, alimentos, o pago de servicios como telefonía o Internet.

* Gastos no frecuentes a decisión de sus hijos, como ropa, calzado o accesorios y con fines escolares como libros o cursos adicionales.

Algunas otras preguntas que pueden ayudar a tomar la decisión pueden ser:

* ¿Pueden mis hijos ser consientes y responsables en el uso de una tarjeta de crédito?

* ¿El uso de una tarjeta de crédito ayuda a desarrollar una educación y responsabilidad financiera a mis hijos?

Una vez que determine si es conveniente una tarjeta de crédito para sus hijos menores o adolescentes, debe considerar los requisitos para que les sean otorgadas.

Tarjetas de Credito Para Menores Directamente del Banco

Los bancos e instituciones de crédito, no otorgan tarjetas de crédito a los menores, niños o adolescentes, ya que ellos no pueden adquirir un compromiso legal o contratos bancarios, sin embargo, los padres que desean otorgar una tarjeta de crédito a sus hijos, pueden obtenerla ligando o conectado la nueva tarjeta de crédito a su cuenta, donde la nueva tarjeta queda a nombre del menor. De esta forma, el menor, queda autorizado para utilizar una tarjeta de crédito respaldado en la cuenta del padre titular.

Ahora el crédito puede ser usado por el titular y por el usuario adicional, en este caso, el menor. Los pagos o abonos a la tarjeta sólo pueden ser hechos por el titular, y si los pagos no son puntuales o el crédito es mal administrado, el historial crediticio puede ser afectado, de forma negativa para ambos usuarios, a consideración del banco o la institución que haya otorgado el crédito.

Conclusion: Use una Tarjeta de Credito Prepagada

Que un chico menor de edad ( que aun es dependiente económicamente de los padres) tenga una tarjeta de crédito puede ser una excelente herramienta de aprendizaje  y madurez financiera.  Sin embargo es una decisión muy riesgosa y el futuro económico de la familia puede verse comprometido por un error de juicio.  Por eso nosotros sugerimos que  en vez de solicitar al banco una tarjeta de crédito para su hijo dentro de su cuenta, compre una tarjeta de crédito prepagada.

Esas tarjetas vienen desde $100 dolares en adelante.  Las venden en Walmart, Office Depot, etc

Funcionan igual que una tarjeta de crédito normal, las pueden usar en las tiendas, el internet, etc y le van a ensenar tanto a usted como al joven a manejar el crédito  y el dinero.  No le permiten pasarse del límite de credito, no le van a cobrar fees for pago tarde y le enseñan a gastar solo en lo realmente es importante.

Si usted o su esposo(a) tienen problemas con el manejo del dinero, esta también es una buena herramienta de aprendizaje y manejo de deudas.